CONCLUSIÓN


Ahora ya sabes porqué hay momentos del año en los que tienes que abrigarte un montón, y otros en los que te apetece bañarte para sofocar el calor que tienes. Como ya conoces las características de temperatura e hídiricas que tiene cada momento del año, cada estación, ¡podrás ayudar a tu pueblo a predecir el tiempo y a los agricultores a cultivar sus frutas y hortalizas!


las-cuatro-estaciones1.jpg